Soy Leyenda (2007)

La palabra “leyenda” nos hace pensar en algo memorable, extraordinario y probablemente admirable; un acontecimiento o personaje cuya grandeza o singularidad no ha podido más que convertirlo en algo legendario. Y qué mejor género para desarrollar una leyenda que la ciencia ficción, sobre todo si el relato transcurre en un escenario post-apocalíptico, tanto más aterrador por su inquietante verosimilitud. Y es que no resulta muy difícil situarnos en un mundo que, en su obsesión por encontrar una cura para todos los males, acaba ocasionando su propia destrucción, aún más si consideramos que la historia tiene lugar en un cercano 2012.

Soy leyenda (2007), Lawrence

Continuar leyendo “Soy Leyenda (2007)”

Niños del hombre (2006)

No es fácil decidir sobre la naturaleza de la obra de Alfonso Cuarón. Como en muchas de sus películas, se puede tratar tanto de un relato fantasioso, plagado de elementos de la realidad, así cómo puede tratarse de un planteo realista, que integre aspectos fantasiosos para mostrar la naturaleza ambigua de toda experiencia humana. Niños del hombre no es la excepción. La película se basa en la novela homónima de la escritora británica P. D. James, con una adaptación para guión en manos de Cuarón y otros. El tí­tulo “Niños del hombre” hace referencia a un pasaje bíblico, construyendo así un tí­tulo simbólico que busca que la obra sea universalista y convoque e involucre a la humanidad en su conjunto como espectadora e interpretadora.

Poster de Niños del hombre

Continuar leyendo “Niños del hombre (2006)”

Comentario sobre Shattered Glass (2003)

Poster Shattered Glass

El filme Shattered Glass (2003), con su representación de un sonado caso de fraude en The New Republic, una de las publicaciones más antiguas y respetadas de los Estados Unidos, hace pensar al espectador exponiendo los principales puntos sensibles del quehacer periodístico.

Uno es el de los intereses comerciales, que obliga a que una publicación esté a la búsqueda permanente de material nuevo e interesante para mantener la atención de sus lectores y poder sobrevivir, haciendo que los periodistas se vean presionados para conseguir las noticias que llenen las páginas debidas y los editores se vean presionados para visar las notas con mayor potencial de venta. Continuar leyendo “Comentario sobre Shattered Glass (2003)”

Análisis de “I como Ícaro”. Goffman (Palo Alto)

I… como Ícaro (extracto para estudio):



  1. Categorías de Goffman
    1. Rol. En el experimento que se lleva a cabo en I como Ícaro cada individuo asume un rol particular; tres de ellos lo hacen de manera consciente, y uno inconsciente. El rol de los científicos y de quien oficia de interrogado, entendiendo rol como el papel que asumen con el objeto de amoldarse a la situación de la que forman parte, aparecen apoyados en la fachada que proyectan y en el marco que definieron con anterioridad. Los científicos asumen el papel de directores del experimento y de poseedores de un conocimiento superior que los guía y que es ajeno a los demás, materializando sus capacidades. El interrogado cumple con un papel sumiso, de víctima indefensa e inocente. El Sr. Despaul, en cambio, cumple con dos papeles diferentes: aparece como sumiso a las órdenes de los científicos, pero autoritario ante el interrogado.
    2. Fachada. Las fachadas aparecen de forma más clara en los científicos que conducen el experimento. Sus túnicas blancas (apariencia), ya institucionalizadas, evidencian la naturaleza científica de las acciones que conducen. Su modo de hablar, mesurado y formal, así como la parcimonia con la que mueven sus cuerpos (modales), refuerzan la intelectualidad de sus acciones y transmiten seguridad a quien participa del experimento, ayudando a definir los roles de interacción que desempeñará cada participante.
    3. Marco. El marco está definido por el medio y define, a su vez, las condiciones en que se realizará la interacción. El medio es ordenado y artificial, con la atemorizante presencia de una silla que recuerda a las sillas eléctricas de las prisiones, pues a ella llegan numerosos cables y está dotada de varias correas para sujetar a quien la use. No hay otros presentes que los científicos y los participantes del experimento, que se ubican en lugares físicos bien determinados. Los científicos tienen una relación de pertenencia y dominio del medio, mientras que los demás son ajenos, nuevos en él.
    4. Ritual. El ritual, como suma de actos simbólicos generadores de cierta medida de respeto en los otros, está presente en los científicos y su rol, que implica un cuidado control de su apariencia, sus modales y su habla ante el participante del experimento. Este ritual es clave para el convencimiento del interrogador ya que de no cumplirse, le llevaría a dudar de los científicos, pues se distanciarían de la línea que les es característica en la sociedad.
  2. El sujeto invitado obedece porque acepta la definición de roles que se le plantea, explicada anteriormente. Su papel implica acatar las órdenes superiores de quienes asume que están capacitados para darlas, pues supone que poseen conocimientos científicos elevados (que le son ajenos), ya que pertenecen a un departamento de investigación en una acreditada institución de enseñanza superior y su apariencia se condice con sus modales.
  3. Para el instructor hay dos elementos que hacen verosímil la experiencia: la solemnidad del entorno y de los científicos a cargo, y las demostraciones de dolor y de entrega de quien es instruido. La solemnidad da seriedad a los planteos de los científicos tanto para el inicio y la continuación del experimento cuando el instructor presenta dudas, como para su finalización (en el caso que muestran grabado) cuando se presentan supuestas dudas entre los científicos mismos. El dolor y desamparo proyectados por el instruido hacen creíbles las acciones que emprende el instructor, pues ve relaciones de causa y efecto directo.
  4. Las características visibles del profesor que permanece en la sala del experimento destacan en oposición a quien abandona la sala. Se diferencian no tanto en apariencia (aunque podría tomarse en cuenta la calvicie de uno) sino en la forma de actuar de cada uno. El primero es cordial, accesible y razonable, mientras que el segundo permanece seco, distante y estricto en su accionar: habla sólo puntualmente, en tono muchas veces imperativo y sin buscar la mirada del instructor.
  5. Si ambos profesores hubieran salido de la habitación, el instructor no habría tenido la necesidad de mantener su rol como tal. Como en toda interacción humana las partes modifican su accionar en base a lo que perciben de los otros, puede decirse que la falta de comunicación directa del Dr. Flavius y su concentración en quien era instruido, comunicaban indirectamente al instructor la necesidad de llevar a cabo el experimento como estaba previsto. Encontrándose solo, el instructor no habría tenido un referente para validar su accionar, concluyéndolo en función del remordimiento que le generaba.
  6. Según este experimento y los datos que dice haber recolectado, pesa más lo que se espera de nosotros que lo que nosotros somos espontáneamente. Lo que podría ponerse en tela de juicio es en qué medida somos espontáneos en nuestro accionar, desde el momento en que necesariamente debemos adoptar roles determinados para operar en y sentirnos parte de la sociedad en que vivimos.

Por datos adicionales del filme puedes consultar:

Por datos adicionales sobre el tipo de experimento que se analiza (de obediencia a la autoridad) puedes consultar:

Zeitgeist: una nueva forma de ver la Historia (gracias a Internet)

Hoy tengo que escribir más y los ojos los tengo empequeñecidos tras 3 horas de clase (semiología) y más de 9 horas de ver monitores de computadoras. Para colmo, a través de Orkut, la red social de Google, llegué a un vídeo que me atrapó sin remedio haciéndome perder casi una hora de mi escaso tiempo.

Zeitgeist… ¿recuerda a algo? A mi sí, pero no recordaba bien a qué hasta que hice una búsqueda en Google para averiguarlo. Zeitgeist significa “el espíritu de los tiempos“, en alemán, claro. ¿Pero por qué encontraba familiar esta palabra? Porque me interesa el tema de las búsquedas en Internet (optimizar sitios Web para que sean fácilmente encontrados es una de las cosas que hago bastante bien), y hace ya bastante tiempo fui a parar a una página que Google denomina con este nombre, donde se agrupan los principales términos que los usuarios de Internet buscamos en un determinado momento.¿Y qué tiene que ver esto con el vídeo que mencioné antes? Pues el nombre y la idea. Zeitgeist es, también, un documental que está circulando en Internet donde se resumen los últimos 100 años de la historia contemporánea bajo una perspectiva diferente a la establecida por convención. Continuar leyendo “Zeitgeist: una nueva forma de ver la Historia (gracias a Internet)”

Información versus Comunicación – Análisis de Brazil (1985)

“Comunicación es el proceso por medio del cual se trasmiten significados de una persona a otra. Para los seres humanos, el proceso es a la vez fundamental y vital.” (Wright, 1980). Implica la recepción y emisión dinámica y circular de información que adquiere sentidos variables según la personalidad, cultura y relación de los comunicantes, y según el contexto en que se desarrolla. Se presenta como un sistema activo, no lineal, con capacidad de respuesta o feedback.

Información, en cambio, es la transmisión de datos en forma ordenada en base a componentes estáticos. Continuar leyendo “Información versus Comunicación – Análisis de Brazil (1985)”

Un código para vivir

¿Alguna vez sentiste que el destino te tiene preparado algo más grande? ¿Que en el mundo hay mucho más de lo que te ha tocado vivir? ¿Que tu alma, tu mente y tu cuerpo van desfasados? ¿Que eres un gran pez en un estanque pequeño?

El filme Big Fish (2003) utiliza esa duda, ese anhelo que en mayor o menor medida todos tenemos dentro, para mostrarnos que nuestra vida es lo que hacemos de ella.

Continuar leyendo “Un código para vivir”

El asesinato de Bill Gates

McArthur Park, es un seudodocumental en el cual se imagina el crimen de Bill Gates al estilo del de J. F. Kennedy. Esta película se está convirtiendo en un éxito en Internet y en los Estados Unidos.El director es Brian Fleming, que filmó con una técnica similar a la de la película Blair Witch Project.

Visiten la página www.macarthurpark.com y lo verán.

Capitán América al rescate

Montevideo, 22 de enero de 2001.
Día totalmente improductivo en Montevideo.

Está ciudad es un páramo gris y ausente. No hay un alma deambulando por las calles. Montevideo parece un pueblo fantasma. Un pueblo chico y decadente. Pueblo chico, infierno grande, dicen algunos (lo de infierno debe ser por las altas temperaturas que tenemos que soportar los mortales).

Día improductivo. Trabajo, calor, inoperancia… Para escapar de la cámara lenta, decidí ir a Cinemateca. En programa: Space Cowboys.

Mejor me hubiera quedado en casa a ver algún enlatado porteño. Es lamentable lo de los chicos americanos salvando al planeta de una catástrofe nuclear -residuos de la guerra fría-, que aún sigue dando material para escribir guiones y para vender kilos y kilos de pop-corn. Al menos la sala tenía refrigeración y puede -por una hora y media- sentirme un ex-agente de la KGB recluido en Siberia.

Space Cowboys… Montevideo, 22 de enero de 2001… de Stanley Kubrick y de su prospección fílmica, por ahora ni miras.

¡Buh! ¡Feliz día de Halloween!

“Mas claro échale agua”, dice un refrán popular. Halloween ya está entre nosotros. Y las voces se hacen escuchar: “Imperialismo cultural” dicen unos, “manifestación contracultural” dicen otros, y otros más vivos dicen “las ventas suben hasta las nubes”.

La cuestión es que los uruguayos somos unos fantasmas. El fin de semana pasado me encontraba en el Montevideo Shopping -por motivos que no deseo explicar-, en el complejo Moviecenter, y la parafernalia del horror me eclipsó los ojos. Calabazas, momias, brujas, dráculas, y otros seres irreconocibles para un tipo que ya está por fuera de la realidad juvenil pokemon. Niños disfrazados, madres histéricas disfrazadas y padres panzones disfrazados mirando alucinados la bicicleta de Milton Wynants… ¡muy fuerte!

Parece que antes de la proyección cinematográfica es obligación comprar pop, chicles, maní con chocolate, y todas las golosinas que se puedan llevar a la boca en 120 minutos de “séptimo arte” (¿?).

Moviecenter -y su olfato marketinero- pautó a los vendedores de golosinas disfrazarse para vender de forma cool y espanglish, todas esas fantásticas delicias a los ingenuos y cada vez más nabos padres.

La cuestión es que mucho Halloween, Día de Guy Fawkes, Trick or Treat, and more… pero en Carnaval -que esa sí es una fiesta yorugua por excelencia- ya nadie se disfraza. ¿Será porque los uruguayos ya estamos podridos de disfrazarnos para ir a trabajar, votar, estudiar, bailar, etc.? ¿O será que en estos tiempos de verdadero terror en que vivimos, los uruguayos nos conformamos con ponernos la careta de fantasma para decir “¿trato o treta?”, para que devuelta nos rompan la jeta?

¡Buh! ¡Feliz día de Halloween!