Blade Runner

Vibra la carne del verbo que sangra las fiebres de la gran ciudad.
Sueña la risa del llanto que lastima la palabra del que no quiere más.
Transa la culpa que duerme en la brisa del que no sabe más.

Duerme el silencio en rostros de piedra que anuncian la falta de honestidad.
Juegan los santos el juego del diablo que aspira a más.
Siento la muerte más cerca del qué dirá.

Fluyen las fibras tan ópticas de la plasticidad.
Somos replicantes en tiempos de luces violetas del más acá.

Autor: Sebastián

"El lenguaje es un componente como cualquier otro del cuerpo... las palabras son microorganismos, polvo vivo que sólo la revolución electrónica reúne y ordena en niveles diferenciales de sentido." William Burroughs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *