El futuro fue ayer

Es claro que el concepto de «futuro» del siglo XX se ha vuelto obsoleto en estos primeros instantes del siglo XXI ya que los avances de la tecnología nos han depositado en el futuro mismo. En consecuencia, ahora podemos decir sin miedos: hoy es el futuro.

También podemos decir que Uruguay, al menos en materia de tecnologías de la comunicación, se encuentra en el futuro. Movicom/Bell South a inaugurado la «Internet Móvil», esto implica la posibilidad de navegar a través de la red de redes utilizando simplemente un teléfono celular.

Después de muchas idas y venidas, la televisión satelital se instaló definitivamente y ANTEL brindará un nuevo servicio a los usuarios que será la conexión a Internet vía la televisión misma. En un futuro cercano -yo diría en un golpe de ojo- el teléfono y el computador se encontrarán en un solo objeto portátil.

Recientemente, en una entrevista publicada en la revista Posdata, el ingeniero Omar de León (asesor de Proyectos Especiales de ANTEL) dijo que «hay que tener claro que el computador personal (PC) desaparece». Por lo tanto podemos nuevamente afirmar: hoy es el futuro.

A todo esto le debemos agregar la inauguración de un ambicioso proyecto denominado Silicon Plaza en las afueras de Montevideo, donde se establecerá un nuevo concepto de oficinas «inteligentes» para bancos, organismos regionales y otras instituciones que operan en la vanguardia del progreso tecnológico. Serán cuatro edificios de oficinas dotadas de red de fibra óptica, conexiones de alta velocidad con Internet y otros refinamientos avanzados de las telecomunicaciones. Este proyecto también apunta a concentrar la creciente industria uruguaya de software.

Al mismo tiempo del lanzamiento de Silicon Plaza, el Gobierno anunció el Proyecto Mercurio para extender masivamente a todo el país el acceso a Internet.

Estos significativos avances (con las especulación económica y política que los rodean) nos colocan al fin en la puerta de un futuro completamente aséptico y digital, sin que la inmensa mayoría de los uruguayos tengan una mínima idea de hacia donde nos dirigimos con precisión.

Claramente, el futuro fue ayer.

Autor: Sebastián

"El lenguaje es un componente como cualquier otro del cuerpo... las palabras son microorganismos, polvo vivo que sólo la revolución electrónica reúne y ordena en niveles diferenciales de sentido." William Burroughs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *