Penn Station talk

Esperando el tren para volver a casa en Penn Station en Manhattan me di cuenta que la estación es una pobre representación de la ciudad que sirve, pero mirando alrededor a la gente, vi a una persona que en sí representa a lo que la tecnología nos está llevando en esta sociedad.

Sobretodo largo, negro, con auriculares… nada muy particular, hasta que vi algo que se extendía desde el auricular hasta cerca de la boca: un micrófono (obviamente para un teléfono celular con manos libres).

Estar en contacto con todos y en todo momento es el grito de las masas. La proliferación de la telefonía celular llega a su cúspide, ahora también con nuevos modelos con conexión a Internet que hacen posible leer e-mail a través de la pequeña pantalla de cristal líquido (LCD). El futuro es ahora, la posibilidad de poder comunicarnos con cualquier persona en el globo ya es una realidad que vivimos.

El escalamiento de las comunicaciones lleva a que pierdan valor, hablar con alguien en otro continente ya no es una oportunidad para que todos los familiares se junten alrededor del teléfono para escuchar.

Y ya que estamos en el tema de valores, nos olvidamos lo que significa «comunicarse» y con quién es importante comunicarse.

Logramos comunicarnos más a un nivel «alto», superficial, pero qué pasó con comunicarnos al nivel «bajo«, profundo, con las personas que tenemos mas cerca? Hijos, Padres, Verdaderos Amigos?

Mientras la sociedad grita que somos un mundo cada vez más chico, la distancia entre la gente que tenemos más cerca se agranda… Estamos a tiempo. Este es el tiempo. Con la Navidad, El Milenio, o lo que sea como excusa, acerquémonos unos a otros.

Felices Fiestas.

Autor: Líbero

En mi opinión, quien quiera que fuera que hizo esas cosas con agua y peces que son iguales a los salva pantallas, demuestra que es muy poco original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *