Visiones crí­ticas, analíticas y desconfiadas, con un toque de irreverencia.
Icono RSS Icono Inicio
  • Tu auto y marcapasos pueden ser hackeados

    08/06/2012 14:27 Alfonso Comentarios

    Cada día escuchamos que nuestras computadoras son infectadas con troyanos (¿cuál es la diferencia con un virus?), que permiten a otros usarlas para enviar spam, lanzar ataques cibernéticos o hacer otras cosas normalmente ilegales. Pero ¿cuándo fue la última vez que escuchaste o leíste sobre un automóvil hackeado? Lee el artículo completo »

  • Compugénesis

    13/05/2000 16:44 Desconocido 1 comentario
    1. Al principio Dios creo el Bit y el Byte. Y de ellos creó la palabra.
    2. Y hubo dos bytes en una palabra; y nada más existía. Y Dios separó el Uno del Cero.
    3. Y Dios dijo: “Hágase el Dato”. Y así sucedió. Y Dios dijo: “Que los Datos vayan a su correspondiente lugar”. Y creó los disquetes, los discos duros y los compactos.
    4. Y dijo Dios: “Háganse las computadoras, así habrá lugar para poner los disquetes, discos duros y compactos”. Así Dios creó las computadoras, y las llamó Hardware.
    5. Y no había Software aún. Pero Dios creó programas, chicos y grandes, y les dijo: “Vayan y multiplíquense y llenen toda la Memoria”.
    6. Y dijo Dios: “Crearé al Programador; y el Programador hará nuevos programas y gobernará sobre las computadoras, programas y datos”.
    7. Y Dios creó al Programador y lo puso en el Centro de Datos; y Dios le mostró al Programador el Árbol de Directorios y le dijo: “Puedes usar todos los volúmenes y subvolúmenes, pero NO USES Windows”.
    8. Y Dios dijo: “No es bueno para el Programador estar solo”. Tomó un hueso del cuerpo del Programador y creó una criatura que buscaría al Programador, lo admiraría y amaría las cosas que hiciera; y Dios llamo a la criatura “Usuario“.
    9. Y el Programador y el Usuario fueron dejados desnudos bajo el DOS y eso fue bueno.
    10. Pero Bill fue más listo que todas las otras criaturas de Dios. Y Bill le dijo al Usuario: “¿Realmente Dios te dijo que no ejecutaras ningún programa?”.
    11. Y el Usuario respondió: “Dios nos dijo que podíamos usar cualquier programa y cualquier dato, pero nos dijo que no ejecutáramos Windows o moriríamos“.
    12. Y Bill dijo al Usuario: “¿Cómo puedes hablar sobre algo que no has probado? En el momento que corras Windows serás igual que Dios. Podrás crear cualquier cosa que desees con un simple clic del ratón”.
    13. Y el Usuario vio que los frutos del Windows eran buenos y fáciles de usar. Y el Usuario vio que cualquier conocimiento era inútil, pues Windows podía reemplazarlos.
    14. Así que el Usuario instaló Windows en su computadora y le dijo al Programador que era bueno.
    15. Y el Programador empezó a buscar nuevos drivers. Y Dios le preguntó: “¿Qué buscas?”. Y el Programador respondió: “Busco nuevos drivers porque no puedo hallarlos en el DOS”. Y Dios dijo: “¿Quién te dijo que necesitabas drivers? ¿Ejecutaste Windows?”. Y el Programador dijo: “¡Fue Bill quien nos lo dijo!”.
    16. Y Dios dijo a Bill: “Por lo que hiciste serás odiado por todas las criaturas. Y el Usuario estará siempre descontento contigo. Y siempre venderás Windows”.
    17. Y Dios dijo al Usuario: “Por lo que hiciste Windows te decepcionará y se comerá todos tus recursos, y tendrás que usar programas defectuosos; y siempre confiarás en la ayuda del Programador”.
    18. Y Dios dijo al Programador: “Porque oíste al Usuario nunca serás feliz. Todos tus programas tendrán errores y deberás arreglarlos hasta el fin de los tiempos”.
    19. Y Dios los echó del Centro de Datos y cerró la puerta y la aseguró con una password.
    20. ¡FALLO DE PROTECCIÓN GENERAL!
  • Actualizaciones de Microsoft Office

    23/04/2000 21:07 Alfonso Comentarios

    A principios de Abril, a poco más de 6 meses del lanzamiento oficial de la última versión del MS Office, fue liberado el MS Office 2000 Service Release 1 (Lanzamiento de Mantenimiento 1), para actualizar las aplicaciones que componen el paquete.

    Podría pensarse que es sólo para hacer ajustes menores, ya que los productos que la mayor empresa de software del mundo libera para el consumo final deben de haber pasado por rigurosas pruebas de calidad… pero para no perder la costumbre, aquí tenemos otra muestra de que eso no siempre es así.

    Primero se nos obliga a descargar desde la Web un pequeño programa que revisa dentro de la PC tomando nota de qué programas de MS están instalados. Acto seguido, éste pasa los datos recabados a MS para un rápido estudio.

    Después de quitarle la poca privacidad que le quedaba en su PC, se le recomendará que baje un archivo de entre 26 y 40 Mb. Sí, es enorme (toma hasta 1 hora con una conexión telefónica a Internet), y hace cambios en Word, Outlook, Access, Excel, PowerPoint, FrontPage y Publisher, si los tiene instalados. Además, como también es habitual en las actualizaciones de programas de Microsoft, hace extensos cambios en Windows.

    Tanto es así, que en vez de arreglar los más de 300 problemas detectados hasta ahora (como lo confirma la revista PC World), también agrega algunos problemas nuevos… por lo que a poco de liberar esta actualización, debieron hacer un corrector, para el corrector.

    – – –

    Si deseas enterarte de otro caso que confirma el patrón, puedes leer éste artículo que trata sobre problemas similares que se dieron con la versión anterior de MS Office.

    Y si buscas una alternativa gratuita, te recomendamos probar el paquete de oficina Open Office, que permite abrir y editar archivos creados en MS Office y crea versiones PDF para distribuir copias inalterables por correo electrónico.

  • ¡Sonríe, te estamos filmando!

    25/03/2000 20:48 Sebastián Comentarios

    Dos de los grandes temas de los tiempos que corren son la Tecnología y la Vida Privada, ya que entre tanta cámara, grabador y micrófonos ocultos ya nadie puede estar seguro que esa conversación íntima que cualquiera pueda tener, no esté siendo escuchada o grabada, y no sólo de vecinos curiosos y ociosos estoy hablando.

    Este problema es aún más grave en las grandes urbes. Aclaro que en Montevideo, más precisamente en la Plaza Independencia, ya están instaladas cámaras que filman las 24 horas del día, y próximamente otros sitios comerciales comenzarán la vigilancia mediática.

    En Nueva York, por ejemplo, esa sensación de anonimato y de perderse entre la gente está desapareciendo ante la mirada curiosa, incisiva e ineludible de miles de ojos inhumanos que espían constantemente las calles, los edificios, los bares, las plazas y prácticamente todo espacio donde pueda caber un cuerpo humano, y que durante los últimos meses se han multiplicado de manera asombrosa. Nadie sabe cuántas cámaras son, ni a quién pertenecen, ni quién está del otro lado de los monitores, ni por cuánto tiempo se conservan las cintas registradas.

    Recientemente la New York Civil Liberties Union detectó en un radio de 8 cuadras 300 cámaras visibles, mientras que en todo Manhattan se contaron 2380. Además, se estima que por cada cámara visible puede haber otra oculta.

    No obstante, algunos artistas han tratado de crear estrategias de defensa en contra de nuestros diversos vigilantes. La artista británica Heath Bunting creó Fixed Viewpoint, un interesante ejercicio de contra-vigilancia en forma de una campaña de sabotaje de los sistemas de circuito cerrado: se trata de confundir a los operadores a través de una variedad de métodos e ilusiones ópticas, que esencialmente consisten en explotar el hecho que la imagen que ofrecen estos aparatos es bidimensional y que incluso las cámaras sofisticadas (que pueden girar y cuentan con poderosos zooms) tan sólo tienen un punto de vista fijo.

    Bunting propone usar recursos de baja tecnología como imágenes puestas sobre el pavimento o distribuir numerosas fotos de uno mismo en diversos puntos de la ciudad para crear la ilusión de omnipresencia, así como presentar a las cámaras toda clase de fenómenos imposibles valiéndose de reflejos, sombras, juegos de proporciones y efectos visuales.

    Otra iniciativa interesante es la del grupo Surveillance Camera Players, el cual monta obras de teatro abreviadas (como “Ubu Rey” y “Esperando a Godot”) frente a cámaras de vigilancia con el fin de educar y sensibilizar a los vigilantes.

    Yo no sé ustedes, pero a mí no me gusta que me anden filmando sin permiso. Lentamente, la ficción se vuelve realidad, y la obra del escritor George Orwell (1984) comienza a tomar una dimensión más espeluznante de lo que se pensaba.

    – – –

    Este artículo fue traducido al Inglés en Julio de 2000 por The Surveillance Camera Players.