Niños del hombre (2006)

Es a partir de su encuentro con Julian, que introduce una posibilidad de cambio (tanto a la vida personal del personaje, como a nivel social general) que la película se acelera, al personaje se le presentan situaciones que interceptan cualquier intento de cotidianidad, que interrumpen su monotonía: por ejemplo en la carrera de galgos en que la mujer mayor le llama la atención para que lo siga, o en la escena anterior en que Luke se aparece en el bar (siempre la intercepción se hace con la figura del perro perdido, utilizando una vez más al animal como símbolo de móvil de cambio).

El punto de quiebre más importante, que marca el “antes y después” nuclear de la película, es la revelación del embarazo de Kee. Este hecho acerca a los personajes en el cuadro, a partir de esto Kee confía en Theo (y viceversa) y esto se refleja en un acercamiento de los personajes a nivel compositivo (del cuadro); ya no está Miriam (Pam Ferris) entre medio, como en la escena del auto (Kee y Theo están mediados por Miriam), sino que después de la revelación, los personajes están en contacto directo, sin intermediarios. Cuarón dirige a los personajes de forma que los vemos en un constante contacto visual, abrazados, indicando el apoyo emocional recíproco, y construyendo así el foco visual de esperanza para el cambio. También este hecho influye en la actitud de Theo, en tanto abandona al alcohol como muletilla para evadir momentos de incomodidad: ahora Theo enfrenta estos momentos, porque tiene un objetivo, tiene una motivación.

A lo largo de la película predominan los planos generales y largos, con un movimiento de cámara que acompaña a Theo, y que a veces se convierte en la subjetiva del mismo, proporcionando así una sensación (ficticia) de tiempo real: el espectador siente que no se pierde nada de lo que ve el personaje. Incluso, en las escenas de mayor tensión, Cuarón no busca lograr un montaje que aporte rapidez, sino que pretende establecer la cámara como testigo (recordemos nuevamente, la escena en el auto en que muere Julian: se da toda en un solo plano).

Alfonso Cuarón elige la mirada de Theo para mostrarnos, a través de la evolución del personaje, la importancia de tener un objetivo, de tener un planteo comprometedor para el futuro. Cuarón ilustra la importancia de ser conscientes del futuro (representado por los hijos, o la ausencia de ellos) para que exista un compromiso y una responsabilidad que genere una actitud progresiva y solidaria que nos una como comunidad. Significativamente, el nombre del barco de “Proyecto Humano” que rescata a Kee se llama MAÑANA.

– – –

Notas

(1) Únicamente cuando Jasper, su mujer y el perro consumen la pastilla para no sufrir con la muerte, antes de que lleguen Los Peces. Igualmente, enseguida Theo (y por consiguiente el espectador) es testigo de la muerte de Jasper porque observa desde la colina, por lo tanto se mantiene la mirada de la cámara como la subjetiva de Theo.
(2) El ritmo externo se sostiene en un montaje en manos de Alfonso Cuarón y Alex Rodríguez, que alterna planos de duraciones largas.
(3) En la escena de la escuela abandonada, Miriam dice “Es muy raro lo que sucede en un mundo sin voces de niños”.

Un comentario en “Niños del hombre (2006)”

  1. Loco posteen la pelicula en megavideo no me interesa la trama ya se de que trata y todo eso… la quiero verrr… y claro mucho menos comprarla… la Pasan por cine canal… y la agarre empezada.. la quiero ver completa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *