Niños del hombre (2006)

Otro elemento visual que es ambiguo, que experimenta cambios y evoluciona a través de la película son los animales. Su valor semántico cambia a lo largo de la película, acompañando la evolución del personaje. En el comienzo, los animales aparecen como muestra del descontrol y del caos: vemos zebras y camellos en los parques, vemos un chancho flotante desde el departamento del primo de Theo, las carreras de galgos para mostrar la violencia y la búsqueda de emoción a través de cosas momentáneas. La escena bisagra es cuando se nos revela el embarazo de Kee, en un plano sublime en que ella está desnuda, rodeada de vacas en el granero. Hay un plano contra plano que muestra primero la expresión de Theo (una vez más, para que veamos e interpretemos a través de él) y luego la silueta de Kee. Es aquí cuando el símbolo de “animal” se traslada de caos a orden natural, a fertilidad, a vida.

A partir de este momento en la película, todas las apariciones de animales suponen un elemento de esperanza, y se relacionan de forma directa y sensorial con el personaje de Theo: el gato se le acerca y se trepa, (ya antes de la escena del embarazo de Kee, los perros de la granja donde se esconden lo tratan excepcionalmente bien). A lo largo de toda la película hay una sucesión de apariciones de animales, que se va incrementando a medida que nos acercamos al desenlace: el ciervo que se cruza en la escuela abandonada, el rebaño de ovejas guiado por un perro pastor, que cruza frente a los personajes en el campo de refugiados mientras intentan salvarse, o en el momento del parto, que escuchamos ladridos intensos de perros, que se callan cuando el bebé comienza a llorar… De esta manera, Cuarón construye un relato que es puramente visual y subliminal, paralelo a la trama explícita que se desprende de los diálogos, aportando significados latentes y sensoriales a través de la utilización de los animales como portadores de sentido, que componen de manera creativa la evolución del sentido global de la película: el pasaje de la mediocridad, el descontrol y el desazón, a la esperanza, al sacrificio altruista y la búsqueda de cambiar y escaparle al encierro de la rutina cotidiana en una sociedad asfixiante.

Pienso que la película responde visualmente a una estructura de bisagra, es decir al “antes y después” de ciertos hechos:

En el comienzo, el ritmo externo de la película(2) es lento, y se combina con un ritmo interno monótono: vemos al personaje ir de la calle al trabajo, al transporte público, a la casa del amigo, y a su casa, en planos largos que acompañan los movimientos fatigados del personaje. Es importante destacar que la sociedad que representa Cuarón en Niños del hombre es una que se compone guiada por la inconsciencia, como los seres humanos no dejan nada en la tierra, no les importa si se destruye o no, la contaminación ya no es un problema, porque no hay hijos a quienes dejarles el mundo(3). No hay autocontrol porque no hay nadie que dependa de ellos, no tienen que ser ejemplo para nadie. Hay un abandono por parte de los miembros de la sociedad, que tratan de anclarse en algún motivo para dedicarse: Jasper cuida a su mujer y crece su hierba, los peces luchan por los derechos de los inmigrantes, el ejercito lucha por la soberanía de los ingleses, pero todo se da en un marco de caos generalizado, sin sentimiento de responsabilidad.

Imagen de Niños del Hombre

Todo esto se percibe en las acciones del personaje, hasta que se presenta la posibilidad de cambio, la esperanza, el motivo para movilizarse; un motivo que es compartido por todos, que es lo que une a todos los seres humos por igual (recordar escena en el edificio del campo de refugiados en que Theo escolta a Kee y al bebé entre las multitudes anonadadas, compuestas tanto por refugiados como por “peces” y ejército).

Un comentario en “Niños del hombre (2006)”

  1. Loco posteen la pelicula en megavideo no me interesa la trama ya se de que trata y todo eso… la quiero verrr… y claro mucho menos comprarla… la Pasan por cine canal… y la agarre empezada.. la quiero ver completa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *