Ciencia y Religión – la lucha por la verdad

El “Niño Turkana” (o “Turkana Boy”), el esqueleto más completo encontrado hasta ahora de un humano prehistórico, va a ser exhibido a mediados de este año en el Museo Nacional de Kenya.

Además de mostrar al mundo una prueba más para sustentar la Teoría del Evolucionismo, este hecho resulta de interés porque pone a prueba los niveles de intolerancia y de extremismo religioso que aún dominan a los humanos modernos.

La discusión se da entre el Museo Nacional de Kenya y la Iglesia Evangélica de Kenya. Los primeros, están orgullosos de mostrar al mundo un hallazgo sin precedentes. Los segundos, representados por el obispo Boniface Adoyo, están molestos porque se niegan a aceptar la posibilidad de que el mundo no haya sido creado en 6 días, como lo dicta la Teoría del Creacionismo, y amenazan con boicotear la exhibición.

Resulta peligroso olvidar que los libros religiosos fueron escritos por humanos, con sus defectos y virtudes, habiendo sido modificados y adaptados incontables veces a lo largo de las centurias para encuadrarlos en las necesidades y a las limitaciones del momento (el número de La Bestia ya no es 666).

La ciencia misma reconoce que sus postulados son frecuentemente probados como erróneos, o al menos, relativos. La ciencia misma reconoce que son humanos quienes la propulsan, y toman su subjetividad como un factor más a tener en cuenta. El extremismo religioso, en cambio, nos lleva en una dirección opuesta. El balance depende de cada uno de nosotros.

Autor: Alfonso

Trabajando y divirtiéndome en la red desde el '96, el El Clima es una de mis contribuciones a la falta de cordura del mundo moderno. Es una forma de dar ayuda a quienes no saben que la necesitan (además de ser algo así como terapia para mi mismo).

Un comentario en “Ciencia y Religión – la lucha por la verdad”

  1. La ciencia no solamente reconoce que sus postulados son frecuentemente probados como erroneos o relativos. Va más allá: Cualquier científico serio dirá que su(s) tesis son eso: tesis y no verdades absolutas. Están sujetas a la verificación o falsificación, ello forma parte del método científico, muy al contrario del fanatismo religioso que no permite la duda en relación con los postulados, dudar es asunto de herejes.
    En lo personal, me gustan las personas que se atreven a pensar, aquellas que necesitan algún refrán que repetir obstinadamente, no merecen mi atención. Es que no me gusta hablar sin sentido común. Y en cuanto a la historia de la creación en 6 dias, tengo aquí otro problema para los fanáticos: El mundo aún no ha sido creado, lo voy a crear en 5 minutos, con todas las memorias y cosas físicas. ¡Que me DEMUESTREN lo contrario!
    O SI QUIEREN CAMBIAR DE CREDO, VENGANSE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *