Un código para vivir

¿Alguna vez sentiste que el destino te tiene preparado algo más grande? ¿Que en el mundo hay mucho más de lo que te ha tocado vivir? ¿Que tu alma, tu mente y tu cuerpo van desfasados? ¿Que eres un gran pez en un estanque pequeño?

El filme Big Fish (2003) utiliza esa duda, ese anhelo que en mayor o menor medida todos tenemos dentro, para mostrarnos que nuestra vida es lo que hacemos de ella.

Para quien le vea de forma casual, ésta no pasará de ser una historia liviana, entretenida y divertida, pero un tanto difícil de entender (quizá hasta vaga). Para quien le vea y preste atención a las relaciones que existen entre sus distintos pasajes, y pueda ver más allá de la comedia, representará una lección de vida.

Como bien lo dijeran en Secondhand Lions* (también del 2003), y como refuerzan en Big Fish, más allá de qué es verdadero y qué no, hay ciertas cosas en las que es bueno creer. Que nos ayudan a sobrellevar las limitantes del día a día, a intentar lo que normalmente no intentaríamos, a derribar barreras, a crecer, a trascender.

Estas creencias podemos llamarlas ideales. Son creaciones humanas que datan del comienzo de los tiempos, que evolucionan y que existen para darnos fuerza. Y aunque no solamos darnos cuenta, muchas veces, los ideales no están tan lejos como lo imaginamos.

Al menos hoy, antes de dormir, por tan solo un minuto, recuerda un ideal que hayas tenido.

– – –

* “Si quieres creer en algo, créelo. Sólo porque algo no sea cierto, no es razón para que no creas en eso… Algunas veces, las cosas que pueden o no ser ciertas son las cosas en las que el hombre necesita creer más. Que las personas son básicamente buenas. Que el honor, el coraje y la virtud lo son todo. Que poder y dinero… dinero y poder no son nada. Que el Bien siempre triunfa sobre le Mal. ¡Y quiero que recuerdes esto: que el amor… el verdadero amor, nunca muere! Recuerda eso hijo… recuerda eso. No importa si es verdadero o no; un hombre debe creer en esas cosas, porque esas son las cosas en las que vale la pena creer. ¿Te quedó claro?”

Autor: Alfonso

Trabajando y divirtiéndome en la red desde el '96, el El Clima es una de mis contribuciones a la falta de cordura del mundo moderno. Es una forma de dar ayuda a quienes no saben que la necesitan (además de ser algo así como terapia para mi mismo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *