Ojos de pescado muerto

Me encuentro sentado frente a la pantalla del televisor. Mis ojos no advierten el engaño de las imágenes que se reproducen frente a ellos. Son ojos de pescado muerto. Ojos tontos y susceptibles al engaño de los tres colores básicos.

Mi mente está completamente idiotizada. No puedo pensar en nada. Simplemente me encuentro en un estado de vacío intelectual. La estupidez me ha dominado. La cultura de masas fluye delante de mis ojos. Primer plano, plano medio, primer plano, plano general, primer plano, plano detalle, plano medio.

Cerca de mi casa, en un muro, un lúcido graffity dice:
Si la televisión es la diversión, lo que será el aburrimiento!

La televisión es la droga electrónica por excelencia. Puede convertir a una persona en Dios como también le puede convertir en Demonio. Crea ideología para los consumidores sedientos de pura artificialidad. Y es uno de los principales elementos en el proceso de socialización del individuo. Da para pensar, ¿no?

Mientras tanto, yo sigo observando la pantalla del televisor… con ojos de pescado muerto.

Autor: Sebastián

"El lenguaje es un componente como cualquier otro del cuerpo... las palabras son microorganismos, polvo vivo que sólo la revolución electrónica reúne y ordena en niveles diferenciales de sentido." William Burroughs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *